Madrid

» order_by=»sortorder» order_direction=»ASC» returns=»included» maximum_entity_count=»500″] … pero siempre hay un vuelo de regreso a Madrid. Un destino que me lleva a cruzar por la espina dorsal de la Gran Vía. Donde la calle Alcalá besa a la Gran Vía. Sabes que eres mi rincón favorito de Madrid. Dos siluetas que desafían al cielo. Ese cielo…

Varsovia

Dicen que una sirena llamada Zawa fue secuestrada en Varsovia por un grupo de mujeres que, celosas de su belleza, trataban de mantenerla alejada de su maridos. Un valiente joven, de nombre Wars, la rescató y la joven pareja juró que a partir de entonces protegerían la ciudad de cualquier peligro. De esta leyenda viene…

Cracovia

Hay algo de leyenda en Cracovia. De la de aquel dragón que escupía fuego por la boca en una cueva bajo el castillo de Wawel y que el rey Krak ordenó matar para salvar la vida de su única hija. De la de los dos hermanos arquitectos cuya rivalidad por construir la torre más alta…

Nueva York

Es Nueva York una ciudad hipodérmica. Se cuela bajo la piel. No te envuelve, no. Nueva York se te mete dentro, pasa a formar parte de ti. Nueva York es una ciudad indómita, rebelde, salvaje. Pertenece a quienes la habitan y a quienes están de paso, se deja querer, se deja admirar, saborear, escuchar… pero…

Valle del Jerte

Me llaman la atención especialmente las familias. Familias enteras, con sus abuelas, abuelos, madres, padres, hijos, hijas separando cerezas en el garaje del hogar familiar. Me explican que las dividen por categoría. Son muy exigentes con la calidad. Un rasguño o una hendidura deriva irremediablemente a la afectada a la caja de valor inferior. Las…

Granada

Tiene ese algo de las ciudades que han visto pasar los siglos. Las vistas de la Alhambra desde el Albaicín. Las vistas de Granada desde la Alhambra. La esencia de aquellos que, pese a irse, la ciudad no olvidó. Las cruces que invaden con color cada patio, cada barra, cada escenario. La alegría. Es necesario…

San Sebastián

Donde el mar peina al viento. Y parece que, rebelde, se enfada. El oleaje golpea con rabia y la lluvia no cesa. Me calo hasta el último hueso. Me llueve hasta en el alma. O ya venía mojada de casa, tal vez. Camino sola por las calles de la ciudad. Tiovivos solitarios que esperan, resignados,…

Roma

Me pasó algo curioso durante aquel viaje a Roma. Pese a que era la tercera vez que visitaba la ciudad, me perdí de camino al Trastévere. Yo, que soy malísima con los mapas, saqué el que llevaba y me puse a darle vueltas desesperada tratando de ubicarme. Iba caminando al mismo tiempo, tratando de encontrar…

Costa Oeste

San Francisco, CA Si alguna vez vas a San Francisco no olvides prender flores en tu pelo… porque San Francisco hace posible que vender poemas en las calles de Haigh Ashbury sea cotidiano. Que tras subir la cuesta más inclinada de la ciudad sólo quieras sentarte durante horas a contemplarla. Y que sientas ganas de…

Sevilla

Si algo tiene Sevilla es duende. Sólo así se explica que de un edificio abandonado pueda nacer una academia de flamenco. Que las botellas se vistan de lunares. Que los caballos esperen con sus mejores galas algún turista al que llevar hasta Triana. Y las sonrisas, que parecen flotar en el aire. El calor, el…