El fin del mundo

La chica de los grandes ojos negros mira a la azafata con cara de preocupación. No sabe exactamente si es ella quién no entiende o si ha sido culpa suya por no saberse explicar. A veces quiere decir una cosa y los demás terminan por entender otra. Puede que sea porque, las cosas que ella…

Los lunares de tu espalda

– ¿Sabes? Cada lunar de tu espalda me cuenta una historia.- dice mientras sus dedos se deslizan despacio sobre su piel – Éste de aquí me ha dicho que antes vivía en la espalda de una princesa que no podía soñar.– ¿Y qué le pasó a la princesa? – contesta con curiosidad.– El día que…

SMS

“1+1=3” El mensaje parpadeaba en el móvil de Jacob como si estuviera asustado. No tenía ningún sentido para él, ningún significado y, sin embargo, aquella falta de coherencia le resultaba terriblemente inquietante. Aquel mensaje significaba algo y, quienquiera que se lo hubiese enviado, estaba retándole a descubrirlo. En la comisaría no pudieron averiguar mucho más….

Por ella

– Aquel día vendí mi alma, mi honor y mi orgullo, ¿y para qué?– Lo hiciste por ella, Demian. Todo fue por ella. Pero ella ya no estaba y Demian se balanceaba peligrosamente entre la fina línea que separaba sus dos realidades. Héctor le miraba con esa compasión suya escapando a borbotones de sus ojos….

Las lágrimas que no lloré

“Qué absurdo es que hayan tenido que pasar tantos meses para que me haya dado cuenta de que jamás podrá haber un “nosotros”. De que lo único que hay, que siempre ha habido, y que siempre habrá, es un gigantesco “tú”. Tú, tú y tú. No sabes pensar en otra cosa. Creo que tu mente…

Should i give up, or should i just keep chasing pavements?

Fue el detonante, el dedo que aprieta el gatillo. Estar allí, entre un millón de personas, sintiéndome más sola que nunca. Como si todo lo que me quedara fuese un yo solitario y marchito que comenzaba a perder lentamente sus hojas.Silencio.Y todo ese ruido a mi alrededor… solo más silencio.Tengo un puñado de lágrimas aquí,…

Fue el detonante, el dedo que aprieta el gatillo. Estar allí, entre un millón de personas, sintiéndome más sola que nunca. Como si todo lo que me quedara fuese un yo solitario y marchito que comenzaba a perder lentamente sus hojas. Silencio. Y todo ese ruido a mi alrededor… solo más silencio.

Viajes…

Yo he viajado, he visto cosas. He cogido aviones que han aterrizado en otros países, en otros continentes. He observado otras culturas, he probado otras gastronomías. Yo he vivido en otros mundos. Ahora tengo las paredes repletas de postales, tengo llaveros y camisetas, tengo fotografías que acompañan a mis relatos. Ahora tengo un poco del…