Bushwick


Llueve de nuevo en Manhattan. He quedado con Jenn para comer, así que me quedo en casa hasta que deja de llover y después cojo el metro hasta la 34th st. Jenn me está esperando en Penn st. Me propone ir a Bushwick, un barrio de Brooklyn en el que aún no conoce. Al parecer es conocido por sus warehouses, donde puedes encontrar desde exposiciones de arte hasta tiendas.

Cogemos el metro, línea M y nos bajamos en una parada aleatoria del barrio. Empezamos a caminar sin rumbo y sin fijarnos en el nombre de las calles, hablando y haciendo fotos de todo aquello que nos llaman la atención.
Un local llama nuestra atención, tienen jardín interior así que decidimos entrar a comer. Resulta ser una gran elección.
La propietaria nos da algunas indicaciones, pero nos perdemos a la mitad y terminamos dando vueltas sin rumbo de nuevo. De repente vemos un local enorme, lleno de colchonetas y cuerdas. Preguntamos a un chico que hay en la entrada y nos explica que es un gimnasio en el que enseñan parkour y otras disciplinas. Nos enseña algunos vídeos de lo que hacen y después nos invita a probarlo. Nos descalzamos y saltamos sobre una red llena de cubos de espuma, entre carcajadas.

Nos despedimos del gimnasio y seguimos caminando. Vemos un cartel en el suelo con una flecha que señala hacia una exposición de arte. Seguimos las flechas hasta llegar a un edificio. Hay un teléfono escrito en un cartel en la puerta, así que Jenn llama. Una mujer atiende la llamada. Nos explica que los letreros son de hace unas semanas y que la exposición ya no está abierta al público. Jenn explica que hemos venido aquí a ver algo así y que si nos puede indicar dónde hay algo abierto. Tras pensarlo un instante decide dejarnos pasar. El interior es impresionante, amplias salas con techos altos. Hay oficinas donde trabajan los diferentes artistas de la asociación y una sala donde está expuesto su trabajo. Estamos un rato viéndolo todo y después nos vamos.

Cogemos la línea L y de ahí vamos a Astoria. Hemos quedado en casa de Cris con dos amigas suyas de aquí, voy a enseñarles cómo hacer croquetas. Es lo que pasa cuando haces un curso de croquetas, que acabas en Queens con 3 americanas explicando en inglés cómo se hace la bechamel. Al final nos salen bastante buenas y acabamos teniendo una deliciosa cena española.