Brandon Sanderson


Descubrí a este autor con Elantris, su primera novela. Una fantasía épica autoconclusiva que, si bien me gustó bastante, no me conquistó de la manera en que lo hizo mi siguiente lectura: la saga de Nacidos de la bruma.

Esta fue mi reseña de Elantris en Goodreads:

Lo cierto es que Elantris es una buena historia. Al parecer, fue la primera novela publicada de Sanderson y creo que entiendo perfectamente qué vio su editor en él: un diamante por pulir. Como digo, la historia es buena y está bien llevada, aunque tiene algún que otro pero que resta puntos.

En mi opinión, Sanderson se viene demasiado arriba al presentarnos el mundo fantástico de Elantris. Demasiada información. Querer meter tanto en tan poco (recordemos que es autoconclusivo) termina aturullando al lector. No sé cómo habrá evolucionado este autor, aunque tengo intención de comprobarlo, pero en este libro no es G.R.R.Martin. No es fácil, todo sea dicho, inventarse un mundo completamente nuevo y que el lector se entere desde la primera hoja de que son todas esas palabras e ideas que tú has ideado para el mismo. A mí me parece imposible, aunque ahí tenemos a Tolkien o a Martin para demostrar que sí se puede.

Lo que digo, demasiada información de golpe que deja al lector algo descolocado. Al principio te cuesta ubicarte y tienes que leer despacito para no armarte un jaleo entre tanto aon y tantas religiones diferentes. Luego, a medida que vas cogiendo soltura con los términos “inventados” por el autor, la lectura se va agilizando hasta tenerte completamente atrapado.

Los giros de la trama son bastante buenos, llegando realmente a sorprender con algunos de ellos. Eso sí, el final, si bien coherente y bien resuelto, se me antoja un poco predecible para el ritmo al que el resto de la novela había cogido.

Mención aparte la trama religioso-política que hila toda la historia. Brillante el análisis sutil que hace Sanderson de la religión, sobre todo teniendo en cuenta la fe que profesa. Me ha sorprendido bastante, de hecho.

Los personajes, por otro lado, están bien trazados y constituyen el hilo conductor de la novela (narrada en omnisciente, como si de un seon que acompaña a cada uno de los tres protagonistas se tratara). Quizás la princesa Sarene peque un poco de Mary Sue, pese al intento reiterado de mostrar sus defectos (más con palabras que con hechos).

En general, es una buena novela. Me sorprende bastante que Sanderson creara todo este universo para un único libro, al menos por mi parte han quedado ganas de más Elantris y más aones. Aunque aplaudo que la historia sea autoconclusiva, no soportaría otra saga a medias en mi vida.

Lectura muy recomendable y un autor al que pretendo seguir la pista.

 

Haciendo caso a mi propia recomendación, me decidí a leer la siguiente trilogía que Sanderson tenía finalizada. Parece que el tipo es de fiar, pero con Rothfuss y G.R.R Martin he tenido más que suficiente por el momento, prefiero no arriesgar con historias sin acabar. La saga en cuestión era Nacidos de la bruma, una trilogía de más de 2000 páginas.

De nuevo, Sanderson crea un universo entero para situar su trama. Un universo que, como ya había hecho en Elantris, basa sus cimientos en una serie de poderes que no me atrevería a clasificar como mágicos, ya que responden a las normas de la lógica. Una historia épica, mucho más compleja que la de Elantris y mucho mejor narrada. Se notan las tablas y la madurez del autor, que con este libro se coloca en el trono de la literatura fantástica.

Esto escribí en su día del primer libro de la saga, El imperio final.

Con su increíble capacidad narrativa, capaz de hacer comprensible y sencilla la fantasía más compleja, consigue llegar al lector, presentándole una historia que, sin ser nada que no hayamos leído antes, se convierte en algo completamente nuevo gracias a la poderosa imaginación de este autor que, además, es meticuloso y cuida mucho los pequeños detalles, esos que hacen que una historia fantástica logre resulta verosímil a nuestra imaginación. Lectura absolutamente recomendable.

El siguiente libro se titula El pozo de la ascensión y el que cierra la saga es El héroe de las eras, del que escribí:

Maravilloso desenlace para una trilogía fantástica que se coloca a la altura de las grandes. Brandon Sanderson demuestra su maestría en el género con un final que no sólo cumple expectativas, sino que resuelve todas y cada una de las cuestiones que el lector puede llegar a plantearse a lo largo de la lectura, sin dejar ni un sólo hilo suelto, ardua tarea teniendo en cuenta la complejidad que llega a tener la novela en ese aspecto. Un 10 para Sanderson.

Efectivamente, el autor promete y cumple. La complejidad de la trilogía es pasmosa, realmente llegó un punto en el que creí imposible que pudiera salir con dignidad de semejante entuerto… pero lo consigue, remata con maestría una historia que se me antoja épica. Sanderson consigue que las más de dos mil páginas de su historia se devoren. Una prosa ágil y dinámica, coherencia narrativa y momentos de acción certeros consiguen enganchar al lector a sus páginas, sin perder ni un instante el interés en lo que nos está contando. No es algo sencillo y no todos los escritores lo logran.

Una recomendación segura que os hago desde ya, no dejéis de adentraros en el universo de Brandon Sanderson porque es un autor que no decepciona. Y, de momento, parece que acaba lo que empieza, que es algo que siempre suma.